Cardenal Sarah ¿El hombre más temido de la cristiandad?

sa

¿Porqué el cardenal Sarah aterra a sus críticos?

Por Matthew Schmitz. THE CATHOLIC HERALD. 22 de Junio de 2017

El discurso ‘bestias apocalípticas’ del cardenal Sarah en el Sínodo, ha polarizado a los católicos.

Los detractores del cardenal Sarah han atacado sus puntos de vista y han pedido su destitución. Su respuesta ha sido un gracioso silencio.

 

Una creciente multitud quiere la cabeza del cardenal Sarah en una bandeja. Abra cualquier periódico católico liberal y encontrará a menudo una petición para la renuncia del cardenal africano que preside la Congregación para el Oficio Divino en el Vaticano: (…)

Sarah no siempre fue tratado como el hombre más peligroso de la cristiandad. Cuando fue nombrado para su cargo por el papa Francisco en 2014, gozaba de prestigio incluso por parte de quienes hoy lo critican. (…)

Todo eso cambió el 6 de octubre de 2015, al tercer día del sínodo contencioso sobre la familia. Los padres del sínodo quedaron divididos por las peticiones, aparentemente en competencia, de llegar a las personas que se sentían estigmatizadas por la enseñanza de la Iglesia en materia sexual y de proclamar con valentía la verdad a un mundo hostil. En lo que ha llegado a ser conocido como el discurso de las ‘bestias apocalípticas’, Sarah insistió “No estamos contendiendo contra criaturas de carne y hueso”, dijo a sus hermanos obispos. “Necesitamos ser inclusivos y acoger todo lo que es humano”. Pero la Iglesia aún debe proclamar la verdad de cara a dos grandes retos.

El arzobispo Mark Coleridge de Brisbane, Australia censuró el uso de “lenguaje apocalíptico”. (Uno se pregunta de qué trata entonces el resto de la Revelación de San Juan). “A los chicos no les gusta que se les recuerde el Juicio Final”, dijo en broma un cardenal a partir de lo que dijo el cardenal Sarah.

Un prominente vaticanista me escribió desde Roma: “Al hablar de las dos bestias del Apocalipsis, hoy acaba de entrar en él. Sus posibilidades como papable han sido golpeadas”. El padre James Martin S.J. hizo la afirmación de que Sarah había violado el catecismo, “que nos pide tratar a las personas LGBT con ‘respeto, compasión y sensibilidad’ “.

El cardenal Napier dijo en el arranque del sínodo que los europeos … Aquellos que no viven en la Escritura y no conocen sus datos de primera mano, están más inclinados a ver el lenguaje bíblico como irrelevante o incendiario.

El 14 de octubre, una semana después del discurso de Sarah, el cardenal Walter Kasper se quejó de las intervenciones del cardenal africano en el sínodo. “Yo sólo puedo hablar de Alemania en donde una gran mayoría quiere una apertura sobre el divorcio y las segundas nupcias. Es lo mismo en Gran Bretaña, y en todas partes”. Bueno, no exactamente en todas partes: “Con África es imposible. Pero ellos no deberían decirnos tanto qué hacer”.

El cardenal Napier  “Es una verdadera preocupación leer una expresión como ‘el teólogo del Papa’ aplicada al cardenal Kasper… Éste no es muy respetuoso con la Iglesia africana y sus líderes”.

La declaración de Kasper fue como el rompimiento de una presa. Desde entonces, una gran ola de abusos se ha vertido sobre Sarah. Sus críticos le han descrito como engreído, maleducado y posiblemente criminal – o al menos con necesidad de un bueno escarmiento…

Después de que el papa Francisco rechazase el año pasado el llamamiento de Sarah a los sacerdotes para que celebraran misa ad Orientem, el desprecio por Sarah estalló en una lluvia de golpes:

¿Qué pasaría si en lugar de ser relegado a su lugar, aquietado y encerrado por haber violado los códigos de discurso de Occidente, Sarah llegara a ser Papa? Esto es lo que más temen los críticos

De hecho es notable el que Sarah haya sufrido esta lluvia de abusos con tanta gracia. En su libro recientemente publicado, El Poder del Silencio, escuchamos su grito sofocado de angustia:

Experimenté dolorosamente un asesinato por chismes, calumnias y humillación pública, y aprendí que cuando una persona ha decidido destruirte, no le faltan las palabras, desprecio e hipocresía; la falsedad tiene una inmensa capacidad para construir argumentos, pruebas y verdades hechos de arena. Cuando este es el comportamiento de hombres de la Iglesia, y en particular de obispos, el dolor es aún más profundo. Pero… debemos permanecer en calma y en silencio, pidiendo la gracia para nunca entregarnos al rencor, odio y sentimientos que no merecen la pena. Mantengámonos firmes en nuestro amor por Dios y por Su Iglesia, en humildad.

Sarah aún es un hombre incólume. En su libro reitera su llamamiento a la misa ad Orientem y el resto de la “reforma de la reforma” de la misa: “la voluntad de Dios, cuando Él lo quiera y en cuanto lo quiera, la reforma de la reforma tendrá lugar en la liturgia. A pesar del rechinar de dientes, sucederá, pues el futuro de la Iglesia está en juego”.

Matthew Schmitz es editor literario de First Things e integrante del Robert Novak Journalism Fellowship.Este artículo apareció primero el 23 de Junio de 2017 publicado por The Catholic Herald. Para leer la revista en su totalidad, en cualquier parte del mundo, ir aquí.

¡ Que arda tu corazón!

https://dominusestblog.wordpress.com/2017/06/24/imperdible-por-que-el-cardenal-sarah-aterra-a-sus-criticos/

 

Anuncios

Un comentario

  1. Después de la lectura en su blog sobre el Cardenal Sarah me vienen a mi cabeza un sin fin de ideas … Pero después de haber leído sus libros, sobre todo el recientemente publicado, El Poder del Silencio, voy a terminar diciendo: oremos por el Cardenal Sarah, ejemplo de virtudes, y por todo el pueblo africano.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s