No queremos aplausos… o sí.

false-prophets

 

Cuando a  alguien le critican por defender  la Verdad  me acuerdo de las palabras de Benedicto XVI:

Hablar para lograr aplausos; hablar para decir lo que los hombres quieren escuchar; hablar para obedecer a la dictadura de las opiniones comunes, se considera como una especie de prostitución de la palabra y del alma. La “castidad” a la que alude el apóstol san Pedro significa no someterse a esas condiciones, no buscar los aplausos, sino la obediencia a la verdad.

“Los falsos profetas y los falsos maestros han logrado el mayor éxito posible” Juan Pablo II . refiriéndose a lo que llamaba una “verdadera conjura contra la verdad

Y el Beato Pio IX decía:” Así como no es posible la conciliación entre Dios y Belial, tampoco lo es entre la Iglesia y los que meditan su perdición. Sin duda es menester que nuestra fuerza vaya acompañada de prudencia, pero no es menester igualmente , que una falta de prudencia nos lleve a pactar con la impiedad…No, seamos firmes: Nada de conciliación; nada de transacción vedada e imposible”

Hoy claramente estas palabras han pasado de moda…Estamos en la era de la postverdad.

Virgen de Fátima, ruega por tus hijos.

Haz que sepamos ver llegar a los falsos profetas.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s