La crisis está en la falta de fe

0002225195

A estas alturas , nadie puede sentirse sorprendido si oye hablar de crisis en la Iglesia.

No son muchas las voces que la airean y menos las que proponen soluciones certeras.

Los hay que hablan de crisis, pero apuntando hacia otro lado.

En la edición del 22 de julio  L’ Osservatore Romano, el diario oficial de la Santa Sede arremete contra los sacerdotes señalando «el modesto nivel cultural de parte del clero» como causa de una actitud cerrada e incluso hostil hacia la «conversión» pedida por el Papa. Esos sacerdotes, según el impreso, «como los discípulos en el Huerto de los Olivos, todavía están dormidos…… los más cercanos a pastores poco iluminados, se mantienen dentro de un horizonte viejo, el horizonte de las prácticas habituales, el lenguaje anticuado, el pensamiento repetitivo y sin vida».

 

Como dice el padre Christian Viña en respuesta a dicho artículo:

“¿A qué se llama, mantenerse dentro de un horizonte viejo, el horizonte de las prácticas habituales? ¿A realizar lo que la Iglesia realiza desde hace dos mil años? ¿A celebrar la Misa y los sacramentos como Dios manda; sin poner ni quitar nada de lo que está establecido, como lo ordena el Concilio Vaticano II?

¿A qué se llama, entonces, el lenguaje anticuado? ¿Al de la Biblia? ¿Al de la Tradición de la Iglesia? ¿Al decir -como nos manda Jesús- sí, sí, o no, no porque lo demás es del demonio (Mt 5, 37)?.

¿Qué se entiende por pensamiento repetitivo y sin vida? ¿Pensar y vivir como nos pide Cristo, y como nos enseñan la Biblia y el Catecismo de la Iglesia Católica? ¿Pensar y vivir como nos enseñaron miles de santos, mártires y confesores de la fe, en estos dos mil años?

 

No es problema de ignorancia. La crisis está en la falta de fe, en la protestantinización del catolicismo, en la búsqueda de ser una gran ONG, en hablar mucho de la Tierra y poco o nada de su Creador… Más que nunca, entonces, es apremiante lo que nos manda Nuestro Señor Jesucristo (Mt 25, 18 -20): Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado. Y he aquí que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo.”

Les recomendamos lean el artículo completo:

http://infocatolica.com/?t=opinion&cod=30006

Anuncios

Un comentario

  1. Buen análisis, la doctrina de Cristo es la misma para siempre, no debe cambiar ni doctrina, ni Tradición que durante siglos ha enriquecido a la Iglesia.

    Cristo, Camino, Verdad y Vida nos bendiga y Santa María nos acoja con su manto.

    Yo quiero ser anticuada

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s