Adaptarse o morir

PortadaLibroBanderaHOIdeologiaGenero_HO_19122016_1

Una de las cosas que el padre Custodio decía era que mientras no nos toquen el bolsillo, los católicos no reaccionamos. Y tiene razón.

Seguimos sin alarmarnos ante las cosas importantes y ante todo guardando silencio.

Me refiero a la abominable “ideología de género” que se va abriendo paso ante la indiferencia de padres, colegios, universidades e instituciones religiosas.

Adaptarse o morir.  Pues mejor adaptarnos, tampoco hay que exagerar, no llamar demasiado la atención, no sea que se nos note y nos señalen con el dedo.

Y si de paso, podemos criticar el “odio” que ha sembrado el Bus de Hazte oir, pues mejor que mejor. Porque así seremos prudentes, seremos palomas, seremos águilas y además serpientes.

Nosotros no nos defendemos pero podemos estar tranquilos porque los evangélicos nos hacen el trabajo. ¡Gracias amigos!

 

Suscribo literalmente del blog de germinans:

 

Lo que los católicos no nos atrevemos a denunciar ,“resulta que la que podríamos llamar Conferencia Episcopal de las Iglesias Evangélicas de España (la Alianza Evangélica Española) ha levantado su voz ante la proposición de ley de los comunistas (Podemos) para que se imponga en todo el Estado español la agenda LGTB. Ha expresado su posicionamiento con toda claridad en un comunicado en el que no se deja ningún argumento en el tintero. En él define a esta proposición de ley como “impregnada de prejuicios e intolerancia, incapaz de distinguir entre respeto a las personas y derecho a la discrepancia”. Entre sus argumentos hay uno muy peculiar, por estar formulado por protestantes: “Es sangrante que lo que no se tolera contra los LGTB se tolere, por ejemplo, contra los católicos bajo la justificación de “libertad de expresión”. ¡Gracias, hermanos evangélicos, por vuestro profético testimonio!

Y la conclusión, también diáfana: “No nos alarma la proposición de ley sólo porque sea contraria a nuestra cosmovisión cristiana, sino porque amenaza a las libertades democráticas de toda la ciudadanía”.

Parece bastante sensato preguntarse: ¿Y la Conferencia Episcopal Tarraconense no fue buena para emitir en su día una NOTA en este sentido? ¿Y la Conferencia Episcopal Española tampoco? ¿Los prelados de la Santa Iglesia no son capaces de alarmarse ante estas amenazas y posicionarse valientemente contra ellas al mismo nivel que nuestros hermanos protestantes?

Si todos los pastores de la Iglesia tuvieran un poquitín del valor de estos otros pastores, otro gallo nos cantara. Serían capaces de hacer temblar a los políticos: porque aún hoy, los obispos son capaces de mover los suficientes votos para que las elecciones se decanten en una u otra dirección. Todavía pueden… Pero no, parece que ahora su lugar está en el limbo.

 

 

http://germinansgerminabit.blogspot.com.es/2017/07/el-lobby-lgtb-dirige-la-educacion.html#more

 

Anuncios

Un comentario

  1. Ya no sé qué tiene que suceder para que los católicos nos dejemos oir.

    Os animo a seguir adelante en la defensa de la fe, familia etc… con la verdad por delante.

    Seguir rezando con fe… mueve montañas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s