La actual crisis eclesial que vivimos …

es una crisis de la mente eclesial, que quiere obedecer más de lo conveniente, y quiere mandar más de lo conveniente. Y que cree, como potencia absoluta, que la autoridad es dueña del bien y del mal.

0002225195

 

Conviene recordar aquí unas pertinentes palabras de Ratzinger:

«El Papa no es en ningún caso un monarca absoluto, cuya voluntad tenga valor de ley. Él es la voz de la Tradición; y sólo a partir de ella se funda su autoridad.» (Joseph Ratzinger, en la presentación de Mulieris digintatem. 30 de septiembre de 1988)

 

Y en su homilía en la toma de posesión de su cátedra en la basílica de San Juan de Letrán, 7 de mayo de 2005:

«El Papa no es un soberano absoluto, cuyo pensamiento y voluntad son ley. Al contrario:  el ministerio del Papa es garantía de la obediencia a Cristo y a su Palabra. No debe proclamar sus propias ideas, sino vincularse constantemente a sí mismo y la Iglesia a la obediencia a la Palabra de Dios, frente a todos los intentos de adaptación y alteración, así como frente a todo oportunismo.»

 

¿Tan difícil es de entender? ¿ Y de explicar?

 

¡Que arda tu corazón!

 

 

Artículo completo:

 

http://infocatolica.com/blog/mirada.php/1707090107-195

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s