Ecumenismo. (1 de 2).La esperada unidad no será un producto de nuestras fuerzas, sino «un don que viene de lo alto». Su verdadero protagonista es el Espíritu Santo. Jutta Burggraf

Se cumplen 500 años de la “Reforma” y ante la confusión de ciertos planteamientos sobre el ecumenismo, queremos aclarar algunas cuestiones resumiendo un artículo de Bruno M.

El ecumenismo en sí, se trata de algo bueno, santo y necesario. La Iglesia siempre ha querido la unidad de todos los cristianos. Padre, que todos sean uno, como Tú y Yo somos uno (Jn 17,21).

Por desgracia, sin embargo, el ecumenismo en muchas ocasiones se contamina de relativismo, indiferentismo, pelagianismo, voluntarismo, sincretismo, otra larga serie de ismos y, a veces, la simple falta de fe.

Domingo-de-los-Santos-Apóstoles-copia

 

10 peligros en los que puede caer (y a menudo cae) el ecumenismo hoy

 

1) Buscar una unidad que no esté basada en la Verdad

Como es lógico, este enfoque no sólo es erróneo, sino directamente blasfemo.

2) Plantear una especie de religión de consenso

La obsesión por la unidad hace  que se eviten los “temas difíciles” y se considere que lo único “importante” es lo que compartimos con otras confesiones.

Este enfoque disparatado olvida que la fe católica es un cuerpo y no pueden separarse unas partes de otras sin destruir por completo esa fe.

3) Confundir ecumenismo y diálogo interreligioso

El ecumenismo sólo existe entre cristianos.

Parece que hay una tendencia a  ampliar el término ecumenismo a la relación con el judaísmo, el islamismo, incluso el budismo ateo, etc., que, evidentemente, quedan fuera del concepto.

4) Buscar la unidad de las iglesias en lugar de la unidad de los cristianos

La búsqueda de la “unidad de las iglesias” es la forma protestante de entender el ecumenismo.

Los católicos, sabemos que no existe una unidad de las iglesias, porque sólo hay una Iglesia, que es la Iglesia Católica, como decimos en el credo: Creo en la Iglesia, que es una, santa, católica y apostólica.

Como dice el Catecismo, “pertenece a la esencia misma de la Iglesia ser una” (CEC 813) y esa unidad se simboliza en la túnica inconsútil (sin costuras) de Cristo.

 

5) Confundir el diálogo con un fin en sí mismo, en lugar de una búsqueda de la verdad a través del uso de la razón

 

 

Artículo completo en:

 

http://infocatolica.com/blog/espadadedoblefilo.php/1601260711-quo-vadis-ecumenismo

Anuncios

2 comentarios

  1. Brillante, claro y necesario articulo.

    Gracias por el enlace.
    Muy buen trabajo.

    Adelante!!! Este tema es muy interesante y necesitamos luz y verdad.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s