Escandalosas “intercomuniones”

Los no católicos no pueden participar de la Eucarístia.

ppeucaristia

Algunos lectores del blog nos han preguntado sobre esta cuestión ante la confusión que produce entre los fieles sencillos, las noticias de celebraciones conjuntas entre católicos y protestantes.

En las que los sacerdotes distribuyen deliberadamente la comunión a no católicos.

Dado que la eucaristía es el sacramento de la unidad cristiana, explican, si utilizamos el signo podremos alcanzar la unidad.

Lo que hacen es invertir la causa y el efecto, que es exactamente lo propio de la operación mágica.

Sabemos que un sacramento es un signo que produce lo que significa: ellos poseen eficacia por la acción de Dios .

Distribuir la Sagrada Comunión a quienes están fuera de la Iglesia puede ser una malicia muy eficaz si, ya sin la excusa de la ignorancia invencible, los no católicos reciben el Cuerpo y Sangre de Cristo para su propia condenación”(John Senior, la restauración de la cultura cristiana)

Corintios 11,27-31 – “Por eso, quien coma el pan o beba el cáliz del Señor indignamente, peca contra el cuerpo y la sangre del Señor. Examínese, pues, cada uno a sí mismo antes de comer el pan y beber el cáliz, porque quien come y bebe sin discernir el cuerpo, come y bebe su propio castigo

Juan 6,53-58 – “Jesús les dijo: «Yo les aseguro que si no comen la carne del Hijo del hombre y no beben su sangre, no tendrán vida en ustedes. El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna, y yo lo resucitaré el último día. Mi carne es verdadera comida y mi sangre es verdadera bebida. El que come mi carne y bebe mi sangre vive en mí y yo en él. Como el Padre que me envió posee la vida y yo vivo por él, así también, el que me coma vivirá por mí. Este es el pan que ha bajado del cielo; no como el pan que comieron sus antepasados. Ellos murieron; pero el que coma de este pan, vivirá para siempre.”

Juan 6,60-66 – “Muchos de sus discípulos, al oír a Jesús dijeron: «Esta doctrina es inadmisible. ¿Quién puede aceptarla?» … Desde aquel momento, muchos de sus discípulos se retiraron y ya no andaban con él.”

¡Que arda tu corazón!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s