El 25 de junio de 1852, hace 164 años, nace en Reus, Antonio Gaudí.

Gaudí no fue siempre un devoto fiel. Tuvo su proceso de conversión, Quiso prepararse de tal forma para la realización del proyecto de la Sagrada Familia, que realizó un estrictísimo ayuno penitencial, llegando a estar tan agotado que flaquearon sus fuerzas. «Quien desee pintar a Cristo sólo tiene un camino: vivir con Cristo».

Desde ese día empezó a vivir plenamente el ideal evangélico, abandonando la buena vida a la que estaba acostumbrado.

Santo Rosario diario

Era un gran devoto de la Virgen María y rezaba diariamente el Rosario,

En la Sagrada Familia, en la Fachada del Nacimiento -la única que terminó Gaudí-, se pueden encontrar, rodeando las escenas, las cuentas del Rosario.

El arquitecto de Dios

En 1992, un grupo de cinco amigos, constituyó la Asociación Pro Beatificación de Antonio Gaudí.

¿Y por qué santo un arquitecto? «Por su dedicación al trabajo y su servicio a los demás y a Dios». Gaudí, se describía no como creador, sino como «un copista de las más perfectas formas creadas por Dios».

sagrada

Templo Expiatorio

Según Gaudí, el significado de Expiatorio es que «ha de nutrirse de sacrificios, necesarios para el éxito de las obras. Ya que no se puede ahorrar el sacrificio, vale la pena emplearlo en obras buenas».

4000930w

Cuando un tranvía atropelló a Gaudí, ninguno de los transeúntes y contados vehículos que circulaban por allí corrieron a auxiliarlo.

Nadie lo reconoció, sus ropas ajadas, su desordenada barba y su pelo revuelto lo hacían parecer un vagabundo, un tipo errante a cuya desdicha había puesto fin una muerte anónima.

Tres días más tarde, el 10 de junio de 1926, Gaudí murió en el hospital de la Santa Cruz a causa de las graves heridas que le provocó el arrollamiento. Entonces sí, una granada multitud de personas se acercó para despedir a uno de los artistas españoles más reconocidos.

Gaudí tenía 73 años y dedicó casi en exclusiva los últimos 43 a la Sagrada Familia, la obra colosal que no pudo ver acabada en vida.

La Sagrada Familia fue para Gaudí la expresión en piedra de su fe, una catequesis arquitectónica construida en piedra que quiere elevar toda la fuerza del creyente hacia la mayor honra de Dios. Todo ello a la manera de las más antiguas catedrales.

¡Que arda tu corazón!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s