13 de Junio: San Antonio de Padua

Parece ser que San Antonio nació en Lisboa, en el barrio de la Alfama entre 1191 y 1195. De su supuesta casa sólo se conserva un pequeño sótano, ya que la ciudad entera fue destruida completamente por un terremoto en 1755.  Su nombre secular era Fernando Martim de Bulhões e Taveira Azevedo, aunque lo cambió por el de Antonio en 1220 al entrar en la Orden los Frailes Menores. templo_pintura_cayuela_3_1

Antonio se educó en la escuela catedralicia local e ingresó en la abadía agustina de San Vicente situada a las afueras de Lisboa donde estudió profundamente las Sagradas Escrituras y la teología de algunos doctores de la Iglesia como Agustín de Hipona, Gregorio Magno o Bernardo de Claraval.

A principios de 1220, cinco franciscanos fueron asesinados en Marruecos, y este hecho produjo un cambio decisivo en la vida de Antonio, y en ese mismo verano se hizo franciscano.  En 1221, en un Capítulo general de Asís conoció en persona a San Francisco, y fue destinado al pueblo de Montepaolo. Su fama como predicador, por su cultura, talento y convicción se extendió rápidamente y fue el propio San Francisco el que le pidió que explicara Teología a los frailes, y que luchara contra la propagación de la herejía cátara en Francia.

La fama de sus predicaciones llegó hasta la curia papal. Sus mensajes desafiaban los vicios sociales de su tiempo (en especial la avaricia y la usura). Su predicación cuaresmal de 1231 fue una de las más notables de su vida.

Aquejado por continuas enfermedades, perseveraba en la enseñanza y en la escucha de confesiones hasta la puesta del sol, a menudo en ayunas. La multitud de gente que acudía desde las ciudades y pueblos a escuchar las predicaciones diarias le obligó a abandonar las iglesias como recintos de prédica para hacerlo al aire libre.

Enfermó de hidropesía y tras la Pascua de 1231 se retiró a Camposampiero a descansar y orar. Vivió en una celda construida por él mismo bajo un nogal. El 13 de junio de 1231 murió prematuramente a la edad aproximada de 35 años.

352 días después de su fallecimiento, el 30 de mayo de 1232, fue canonizado por el papa Gregorio IX siendo el segundo santo más rápidamente canonizado de la Iglesia Católica.

Es considerado patrón de los que buscan pareja, de los celiacos y de los objetos extraviados. Esta fama de “encontrador” de cosas perdidas se debe a que en el convento en el que él vivía, un novicio le robó el libro de salmos y huyó. Al darse cuenta, el santo se desesperó y rezó mucho para encontrar su libro. La oración dio resultados, y el novicio fugitivo tuvo una terrible visión que le obligó a regresar al convento a devolver el libro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s